Rios de Ucrania – Teteriv – Тетерів

Ríos de Ucrania – El Teteriv

El Тетерів es afluente derecho del Dnipró. Su confluencia con el poderoso Dnipró sucede en su reserva en Kyiv, luego de 385 km de fluir desde el noreste a través de las provicias de Zhytómyr y Kyiv. La extensión de su cuenca es de 15,300 km².

En su parte alta el río y su valle son angostos. Luego llega a los 40–90 m de ancho con un valle de 4 km en su parte baja, navegable, en la Polisia.

El río cerca del poblado de Korostyshiv

El rio es usado con fines industriales, para pesca e irrigación. En su cuenca existen depósitos de granito y mármol.

Los poblados más importantes que se sitúan a sus márgenes son Zhytomyr, Korostyshiv, y Radomyshl. El antiguo pueblo de Horodsk, que data desde la Rus de Kyiv, también se ubicó a sus orillas. Y la reserva de Dnipro-Teteriv se ubica en su parte baja.

El rio se menciona ya en las crónicas del año 1150, como poblado. Pero se ha descubierto hallazgos arqueológicos que demuesttan que desde la edad de bronce ya era habitada su margen.

Chudniv, en la provincia de Zhytomyr. Puente sobre el Teteriv

Es conocida la roca de Shatsk, en la provincia de Zhytomyr, a la orilla:

La cabeza de Chatsky es una roca de forma muy extraña a 30 mt sobre el río -Teteriv, y es un Monumento geológico.

Según una leyenda, un noble polaco de apellido Chatsky era perseguido por los Kozakos, y se lanzó al río desde aquí. Aunque otra versión dicr que el nombre lo lleva en honor al fundador del Liceo. De Kremenets, T. Chatsky.

Existe otra leyenda, mas romántica: Chatsky era el padre de una bella muchacha a la que quería cortejar un noble polaco, pero ella no le correspondía. Entonces Chatsky le pidió al polaco que la dejara en paz, lo que no tomó bien el señor y le envió a sus sirvientes a que lo golpearan y lo lanzaran desde el acantilado. Chatsky obviamente murió, pues en esta parte del río hay muchas rocas superficiales, pero durante la noche, mágicamente, brotó desde el acantilado esta roca con la forma de su cara, recordando a todos lo que había hecho el polaco.

Realmente fue formada por un glaciar que pasó por aquí hace millones de años y dio forma al granito del que está compuesta. La erosión terminó de afinar los detalles.

Rios de Ucrania – el Ros’ – Рось

Ríos de Ucrania – El Ros’

El río Рось es afluente del lado derecho del Dnipró. Tiene una longitud de 346 km y su cuenca tiene una extensión de 12,575 km².

Nace en la parte alta del Dnipro y fluye atravesando las provincias de Vinnytsia, Kyiv, y Cherkasy. Existe una buena cantidad de pequeñas hidroeléctricas a lo largo de su cauce, y su agua se utiliza para irrigación.

Las mayores ciudades que se ubican a sus orillas son Bila Tserkva, Bohuslav, y Korsun-Shevchenkivskyi.

Existe una teoría, conocida como “La teoría antinormanista del origen de Rus'” que indica que el nombre de la “Rus’de Kyiv” proviene de este río, Ros.

En el libro de Panteleymon Kulish, puensan algunos historiadores, el autor utiliza indistintamente el hidróniml de “Chervona Richka” (río rojo o río bonito), y “Ros'”

El rio Ros en la ciudad de Bila Tserkva
Puente colgante sobre el Ros en Chmyrivka
El rio Ros en Bohuslav
Rápidos del Ros en su parte alta
El rio Ros’ en Bila Tserkva
El rio Ros’ en Bila Tserkva

Rios de Ucrania – Synyuja – Синюха

Rios de Ucrania – Synyuja
El río Синюха es un afluente del lado izquierdo al rio Buh del sur, y cuya confluencia se da en Pervomaisk, provincia de Mykolaiv.

Tiene una longitud de 111 km a través de las provincias de Kropyvnytsky y Mykolaiv.

La cuenca de este río abarca una extensión de 16,725 km².
El río se forma por la unión del Hirskyi Tikych y el Velykyi Vys.

El río Synyuja tiene un ancho de 40–50 m en su parte alta, mientras en la baja, cercano a su confluencia con el Buh del sur, tiene hasta un ancho de 90 m.

Al tener varias áreas de rápidos, ha sido posible la construcción de varias pequeñas hidroeléctricas a lo largo de su cauce. El rio es utilizado por la industria, como fuente de agua para irrigación.

Sus afluentes más importantes son los ríos Yatran, Sujyi Tashlyk, y el Chornyi Tashlyk.
Su mombre original era Синіє Води – Syniye Vody – Aguas azules, luego también Синиця – synytsya, y también Синька – synka.

Los tres casos, y el nombre actual, tienen relación con el color azul – syn, por el color azul de sus aguas, especialmente en su transición de la estepa boscosa a las estepas. Otros ríos de Ucrania llevan sus nombres relativos al color de sus aguas, como el жовта – zhovta – amarillo, o el зелена – zelena – verde, y otros más.

El rio Synyuja entre los poblados de Torhovytsa y Novoarjanjelskyi

La Puerta de Oro en Kyiv – Золоті ворота

La Puerta de oro de Kyiv – Золоті ворота era el principal portal para entrar a la ciudadela, atravesando la fortaleza, durante el siglo XI.

La entrada al Reino de Kyiv.

La Puerta de oro fue construida en ladrillo y piedra, y consistía de una torre con un pasaje abovedado, de 12 mt de altura y más de 7.5 m de ancho, con una plataforma para guardias y la pequeña iglesia de la Anunciación, en donde las personas podían también recibir el servicio religioso y rezar, es decir, como una iglesia normal.

Se piensa que el pasaje estaba tapado por una enorme puerta, de madera o bien madera con oro, y seguramente había varias torretas. No se sabe con certeza de dónde proviene el nombre, pero se asume que fue porque la única cúpula de la iglesia estaba cubierta de oro, por las uniones y ornamentos de la puerta de madera, porque dicha madera estaba forrada de oro, o por la puerta dorada de Constantinopla. Sirvió como modelo para otra puerta que el rey Andrei Bogoliubskii construyó en la década de 1169 en la ciidad de Volodymyr.

Fue destruida la puerta de oro parcialmente por los mongoles cuando atacaron Kyiv en 1240, aunque permaneció funcionando como portal hasta mediados del siglo XVI. Pablo de Aleppo y Erich Lassota von Steblau la mencionaron en sus obras, y la pintura de 1651 por el artista holandés Abraham Van Westerfeldt, en donde muestra los restos de la iglesia. En 1648, tras salir victorioso sobre los polacos, el Hetman Bohdan Jmelnytsky y su ejército, la atravesaron triunfantes al entrar a Kyiv. En 1750, las ruinas fueron cubiertas con tierra, reexcavadas en 1832 por el arqueólogo Kindrat Lojvytsky, y la estructura reforzada con metal. De la puerta de oro original, quedan únicamente algunos ladrillos y rocas de los muros, y porciones del arco.

En la década de 1970 se añadió un pabellón adyacente que albergaba el museo de la puerta. En este museo, los turistas podían aprender sobre la historia de la construcción de esta puerta pero, sobre rodo, sobre como era Kyiv durante la época de la Rus. Aún existe dicho museo, únicamente modernizado y renovado.

Basándose en excavaciones arqueológicas, los expertos crearon varios modelos de la puerta de oro original, restaurada a principios de los 1980, a pesar que no existía ninguna imagen de ella. Dicha decisión ha sido inmensamente controversial.

Existe también una estructura reconstruida, en la esquina de las Calles Volodymyr y Yaroslaviv Val, que contiene un ramal del Museo del Santuario Nacional “Sofía de Kyiv”, que lleva el nombre de “Puerta Dorada”. También recibe ese nombre el teatro cercano, ademàs de la estación del metro.

Bolesław I de Polonia y Sviatopolk de Kyiv en un momento legendario, golpeando la Puerta Dorada con la Espada Szczerbiec durante la guerra de sucesión de la Rus de Kyiv en 1018. Pintura de Jan Matejko.

La historia moderna acepta este portal como uno de los tres construídos por el rey Yaroslav El Sabio. Dichas puertas fueron erigidas entre 1017 y 1024, casi al mismo tiempo que la Catedral de Santa Sofía. Otras representaciones, como la del cuadro presentado en la imagen anterior, son basadas en leyendas.

Originalmente se le llamaba simplemente “La puerta sur”, una de las tres entradas, como dijimos, a la ciudad fortificada de Kyiv, junto con la Ladski y la Zhydivski, o “La polaca” y “la Judía”. Estas dos no sobrevivieron. Las fortificaciones de roca se extendían por sólo 3.5 km. La ciudadela rodeada por dicha fortaleza llegaba desde la puerta dorada hasta lo que hoy es la Plaza de la Independencia, en donde estaba la puerta Ladzky. De ahí, la fosa seguía por lo que ahora es la calle Kostyol, pasando por el Monasterio de San Miguel y continuando a lo largo de la actual Calle Zhytómyr, hasta la puerta Judía, en donde hoy está la plaza Lviv. Desde ese lugar, la fortificación se extendía por lo que ahora es el Val de Yaroslav (Un Val es un terraplén defensivo), y de regreso a la puerta del sur.

En la década de 1970, previo a su reconstrucción, la puerta dorada aún conservaba su forma tradicional.

Luego, la Puerta Sur fue conocida como “La gran puerta de Kyiv”. Después que la Iglesia de la Anunciación fuera construida junto a la puerta, sus domos dorados se convirtieron en un punto destacado, muy visible desde fuera de la ciudad y, desde entonces, este portal fue conocido como “La Puerta Dorada de Kyiv”.

En 1982 la puerta fue completamente reconstruida para la celebración del 1500 aniversario de la fundación de la ciudad, aunque esto fue desafiante, como ya hemos dicho. Algunos historiadores exigieron que la nueva puerta fuera demolida y, en su lugar, se expusieran las ruinas de la original.

En 1989 se expandió el metro de Kyiv, y se inauguró la estación cercana a la puerta que, como ya vimos, fue nombrada en su honor, y la decoración interna de la estación inspirada en la de antiguas iglesias rutenas.


En 1997 se develó un monumento a Yaroslav El Sabio cerca de la cara occidental de la Puerta Dorada.

Monumento a Yaroslav El Sabio, frente a la puerta dorada, a la salida de la estación de metro “Zolota Vorota” en la calle Volodymyr, Kyiv. La escultura tiene 4.1 mt de altura y fue realizada en mayo de 1997, basada exactamente en un bosquejo del escultor Ivan Kavaleridse. (Pinchar la imagen para acceder a biografía del autor.)

El campanario de la capilla ha sido reproducido en forma de un templo de un solo domo, de tres naves y cuatro pilares. La fachada utiliza ornamentos con el ladrillo típico de los antiguos edificios de esa época. El piso de la iglesia decorado con mosaico, cuya distribución se basa en el diseño del piso de la Catedral de Santa Sofía en Kyiv, típico de la época en la que se construyó también la puerta.

Alrededor de la Puerta Dorada se estableció una plaza durante la segunda mitad del siglo XIX, y un jardín botánico, por decisión del comité ejecutivo, el 20 de marzo de 1972.

Bellas esculturas (de gatos) en el parque frente a la Puerta dorada en Kyiv, actualmente museo.

“El pez en el árbol y la liebre en la red” o “La señora que no podía quedarse callada” – Cuento folclórico ucraniano

Una vez había un anciano que vivía con su esposa en una pequeña aldea. Hubieran sido felices si la señora hubiese tenido el sentido de controlar su lengua. Todo lo que sucedía dentro de su casa, o un pellizco de noticias que trajera el esposo desde algún lugar, era contado de un solo a casi toda la aldea, y esta información era repetida una y otra vez, alterándose en el transcurso hasta que, a menudo, la espalda del anciano era la que pagaba por las trastadas que ni siquiera había hecho.

Un día iba él por el bosque. Cuando llegó a la orilla, se salió de su carreta y caminó a la par. Repentinamente pisó un punto blando en el suelo, y su pie se hundió en la tierra.

“¿Qué podrá ser ésto?”, pensó. “Cavaré un poco para ver.”

Entonces cavó y cavó, y al final llegó hasta una olla repleta de oro y plata.

“Oh, ¡Qué suerte! Ahora, si sólo supiera cómo pudiera llevarme este tesoro a casa conmigo – pero no puedo esperar ocultarlo de mi mujer, y una vez que ella lo sepa, le dirá a todo el mundo, y me meterá en problemas”.

Se sentó y pensó y pensó sobre esa materia durante largo tiempo, hasta que logró idear un plan. Cubrió el tesoro con tierra y ramitas, y se dirigió al pueblo, en donde compró un lucio vivo, y también una liebre con vida, en el mercado.

Entonces regresó al bosque y colgó el lucio de la punta de un árbol muy alto, mientras la liebre la ató a una red de pescar que fijó a la orilla de un pequeño arroyo, sin ponerse a pensar qué tan incómodo podría ser para la liebre el estar allí, en ese lugar tan húmedo.

Luego se subió a su carreta y regresó, feliz, a su casa.

“¡Mujer!”, gritó al momento de entrar a la casa. “Ni te imaginas la gran suerte que se nos ha atravesado en el camino”.

“¿Qué, qué, querido esposo? Dímelo todo de una vez”.

“No, no, pues irás directo a contarle a todo el mundo”.

“¡No, no lo haré! ¡Cómo puedes pensar semejante cosa! ¡Qué vergüenza! Si lo prefieres, juro nunca …”.

“¡Oh, bien!. Si me lo dices en serio, entonces escucha.”

Y le susurró al oído: “He hallado una olla llena de oro y plata en el bosque!, ¡Hush! -“.

“¿Y porqué no lo has traído?”.

“Porque iremos juntos y lo traeremos con cuidado con nosotros.”

Entonces ambos, el hombre y su esposa, viajaron juntos al bosque.

Mientras conducían, de camino al bosque, el hombre le dijo a su mujer:

“¡Qué cosas más extrañas las que se escuchan hoy en día, mujer! Alguien me contó el otro día que ahora los peces viven en los árboles, y pululan por su comida, y que algunos animales silvestres, que solían vivir en tierra, pasan su tiempo dentro del agua. ¡Bien, bien, bien! Ciertamente están cambiando los tiempos.”.

“¡Qué, debes estar loco, hombre! Querido, querido, que insensateces dice la gente hoy en día.”

“¡Insensateces, por cierto! Porqué…sólo mira. ¡Bendita mi alma!, ¡No me digas que es un pez, un lucio es lo que creo, colgado de aquél árbol.”

“¡Qué chistoso!”, exclamó la esposa, “¿Cómo se habrá subido un lucio hasta allí? Pero si, SI es un lucio – no debiste haber intentado negarlo. Lo que dice la gente podría ser verdad. -“.

Pero el hombre sólo sacudió su cabeza y se encogió de hombros, abriendo la boca y quedando como si en verdad no pudiese creerlo.”

“¿Pero qué te quedas viendo allí, con la boca abierta, estúpido?”, dijo la esposa, “Sube a ese árbol rápido, y atrapa ese lucio, y lo cocinaré para la cena”.

Y el hombre subió al árbol, capturando al lucio y dándoselo a su esposa, y continuaron su camino”.

Cuando llegaron cerca del arroyo, él se detuvo, con la boca abierta.

“¿Y ahora qué es lo que estás viendo?”, preguntó la mujer, impaciente. “Sigue conduciendo, ¿qué no puedes?”.

“Porque…al parecer veo algo moviéndose en esa red. Veré a ver qué es.”

Corrió hacia la red, y luego de ver con cuidado, llamó a su esposa:

“¡Sólo mira!. Aquí quedó atrapada justamente una criatura de cuatro patas, en la red. Creo que es una liebre.”

“¡Válgame el cielo!”, exclamó la esposa. “¿Cómo pudo meterse la liebre en esa red? Es una liebre, SI QUE LO ES, ni necesitabas decirlo. Después de todo, creo que la gente anda diciendo verdad -“.

Pero el esposo sólo sacudió la cabeza y se encogió de hombros, restregándose los ojos como si en verdad no pudiera creerlo.

“¿Y ahora por qué te quedas allí parado sin hacer nada, estúpido?” , gritó la esposa. “Trae la liebre. Una linda liebre gorda es cena para un día de fiesta.”

El viejo capturó a la liebre, se la entregó a la esposa, que la guardó, y continuaron su camino hasta el lugar donde el tesoro estaba enterrado. Quitaron las ramitas, excavaron la tierra, sacaron la olla, la cargaron en su carreta y condujeron directo a casa de regreso con el tesoro.

Y entonces la pareja de ancianos tuvo suficiente dinero, hasta de sobra, y estuvieron felices y vivieron con comodidad. Pero la esposa era bien ingenua y tonta. Todos los días invitaba a las personas a que fuesen a comer con ellos, y celebraban todos, mientras la impaciencia del hombre crecía. Intentó razonar con ella, pero no escuchaba.

“¡No tienes derecho de sermonearme!”, le dijo ella. “Juntos hemos hallado el tesoro, y juntos lo gastaremos”.

El esposo aguantó, y continuó siendo paciente pero, tras un tiempo, le dijo: “Tú haz lo que te plazca, pero yo no te voy a dar un solo centavo más”.

La anciana estaba furibunda. “¡Oh, que tipo bueno para nada, que quiere el dinero todo para si mismo! Pero sólo espera y verás lo que te haré.”

Diciendo ésto, salió directo donde el gobernador, a dar la queja sobre su esposo.

“¡Oh, señor mío, protéjame de mi esposo! Desde que halló el tesoro, no se le soporta. Sólo come, y bebe, y no trabaja, ¡y retiene todo el dinero para sí!”.

El gobernador tuvo piedad de la señora y ordenó a su secretario en jefe que se hiciera cargo del asunto. El secretario reunió a los ancianos de la aldea, y juntos fueron a la casa del viejo.

“El gobernador”, ordenó él, “desea que Usted le de a mi cuidado todo el tesoro que Usted encontró”.

El hombre se encogió de hombros, y dijo: “¿Qué tesoro? No sé nada sobre ningún tesoro.”

“¿Cómo? ¿No sabe Usted nada? Porque su esposa se ha quejado sobre Usted, y lo ha denunciado. No intente mentir. Si Usted no entrega el tesoro inmediatamente, será juzgado por atreverse a retener un tesoro del gobierno sin dar notificación al gobernador sobre su existencia.”

“Perdóneme, su excelencia, pero, ¿que tesoro se supone que debe ser ese? Mi esposa seguramente lo soñó, y vosotros, finos caballeros, le habéis escuchado sus insensateces.”

“Insensateces serán”, interrumpió la mujer. “Una olla repleta de oro y plata, ¿a eso le llamas insensatez?.”.

“Tu no estás en tus cabales, querida esposa. Señor, os ruego perdón. Preguntadle cómo sucedió, y si ella os convence, pagaré por ello con mi vida.”

“Asi fue como sucedió, señor secretario”, replicó la mujer, “Conducíamos por el bosque, cuando vimos un lucio en la punta de un àrbol-“.

“¿Qué, un LUCIO?” Exclamó el secretario, “¿Piensa Usted que puede bromear conmigo, linda?”.

“¡Para nada, no bromeo, señor secretario! Estoy diciendo la pura y llana verdad”.

“Ve Usted ahora, caballero”, dijo el esposo, “qué tanto puede confiar en ella, cuando está charlataneando asi.”

“¿Charlatana, es asi?”, exclamó la señora, “¿Talvez se te ha olvidado, también, cómo fue que encontramos una liebre viva en el rio?”

Todo rugió por las carcajadas que soltaron; inclusive el secretario sonrió acariciando su barba, mientras el hombre decía:

“Ven, ven, mujer, todos se ríen de ti. Vedlo por vosotros mismos, caballeros, hasta dónde podéis creerle.”

“Si, es cierto”, dijeron los ancianos de la aldea, “ciertamente es la primera vez que escuchamos que las liebres andan por los ríos o los peces en las copas de los árboles”.

El secretario ya no pudo hacer nada más, y regresó al pueblo. La anciana quedó tan humillada, que tuvo que cerrar su boca por siempre, y obedecer a su esposo de ahí en adelante, y el hombre compró mercancías con parte del tesoro, se mudó al pueblo, y abrió una tienda, que prosperó, y pasó el resto de sus días en paz.”

Estampillas Postales de Ucrania 2017 – II

Poltava

Este bloque de Estampillas Postales de Ucrania está dedicado a la provincia de Poltava.


Enlace a más sobre la provincia de Poltava

1. La Feria de Soróchynski

Національний Сорочинський ярмарок, es una actividad que lleva algunos siglos, y que se da lugar en el pueblo Velyki Sorochyntsi en la provincia de Poltava, distrito de Myrhorod Raion.Anterior al período del régimen soviético, esta feria se celebraba hasta cinco veces al año; pero la URSS prohibió su celebración y asi fue durante 40 años.
Mykola Hóhol nació y creció en esta región, y en su estancia fuera de su patria, la recordó y la plasmó en sus obras. La mayoría de ellas está ambientada en la provincia de Poltava.Ya con la independencia de Ucrania en 1991, esta actividad se volvió a celebrar, y el 18 de agosto de 1999 obtuvo el grado de Feria Nacional de Ucrania, gracias a un decreto presidencial.La feria es una actividad muy grande, en la que se encuentran a la venta elementos muy especiales de la cultura ucraniana, como bordados de Reshetilivka (una aldea cercana), alfombras, cerámica (alfareria) de Opyshnya, y cientos de artesanías de todo tipo. Tractores usados, todo tipo de frutas, setas, bebidas cuyo nombre es intraducible, docenas de marcas de cerveza, ropa de todo tipo, de todo se puede encontrar en la feria de Sorochyntsi.La feria dura cinco dias y se celebra durante el mes de agosto, entre la transfiguración de Cristo (6 de agosto calendario gregoriano=19 del juliano), y la independencia de Ucrania el 24 de agosto).
Artículo extenso aqui


2. El Museo de Estudios Regionales de Poltava

La segunda Estampilla Postal de Ucrania dedicada a la provincia de Poltava, es sobre Museo de Estudios Regionales de esta provincia.

Es uno de los museos más antiguos de toda Ucrania, fundado en 1891 por iniciativa del Profesor Vasily Dokuchaev y localizado en un edificio muy antigo que pertenecía al municipio.
La estructura de dicho edificio es en estilo Art Nouveau, construido por el arquitecto Vasily Krichevsky (cuyo nombre se le dio al museo). Una característica muy distintiva es que en su fachada en interiores (fotos) está ornamentado con motivos folclóricos ucranianos, y la pieza central de la fachada decorada con los escudos de armas de todas las ciudades que pertenecen a la provincia de Poltava.

El símbolo principal es el árbol de la vida, tallado sobre la puerta principal. A la fecha, este museo posee más de 300,000 piezas de exhibición, que se pueden ver en los varios departamentos, como arqueología, naturaleza, etnografía e historia desde fines del siglo XIV a principios del XX. Posee artículos numismáticos, tejidos típicos, rushnyky, vasijas, pertenencias personales de oficiales kozakos, doctores, escritores y otras figuras importantes de la provincia.

Gracias a esfuerzos del personal del museo, recientemente se abrió otra sección, nombrada “Tesoros”, que exhibe artículos de las antiguas civilizaciones de Roma, Grecia y Egipto. También contiene un departamento internacional, con piezas de Japón, India, Indonesia, China y otros países, pero la estrella es, indudablemente, la sección de Kozakos, con todo tipo de artículos utilizados por los valientes guerreros que licharon por la independencia de Ucrania.Полта́вський краєзна́вчий музе́й і́мені Василя́ Криче́вського


3. El Kurort de Myrhorod

El Kurort de Myrhorod, en Poltava, es la tercera de las cuatro Estampillas Postales de Ucrania del año 2017 dedicado a dicha provincia.

Un “Kurort” es un resort de salud. En este caso, Myrhorod es un complejo abarca cuatro instituciones médicas y resorts de salud: “Arboleda de Abedul”, “Jorol”, “Poltava” y “Myrhorod”. También incluye gran parte de los bosques de Ia región occidental de la ciudad, compuestos por pinos y abedules, mayormente. Y un resort privado, llamado “Arcoiris”.

Inició en 1912 con 5 baños o, mejor dicho, pozos. La población de Myrhorod tenía en ese entonces escasez de agua potable, pues se había secado el pozo principal, que producía 33000 cubetas diarias, aunque de todas formas se había decidido cerrarlo, por tener mal olor. Entonces se comenzó a usar agua de estos manantiales, al principio para beber, pero luego las personas notaron que al bañarse en ella se les aliviaban dolores de articulaciones, y otras dolencias, y se sentían en general mejor. Esa información se difundió rápidamente por todo el país.Y fue I. A. Zubkovsky, quien el 15 de abril de 1917 abrió este centro de salud en la ciudad, con baños adaptados como sanadores. A partir de ese entonces, la clientela con pacientes con dolores por reumatismo crónico (43.3%), dolencias del sistema nervioso periférico (18.73%), y gota (14.48%) comenzaron a llegar en grandes cantidades. Se les prescribía también beber el agua mineral, para curarlos de dolencias urinarias y renales. Para mejorar un poco el sabor y almacenaje a largo plazo, el agua se comenzó a airear.

A partir de 1947, el sanatorio se comenzó a especializar en el tratamiento de afecciones al sistema gastrointestinal, y desde entonces su clientela se concentró en ese tipo de dolencia. En 2017, por eso la estampilla, se celebraron 100 años de su apertura. Más que un balneario en aguas con poderes curativos, el Kurort se ha convertido en un verdadero complejo de instituciones médicas, en donde se realizan diagnósticos basados en los más avanzados métodos, se consumen alimentos saludables que respetan la ecología, y se mantiene en general un clima de paz y tranquilidad. Ha ganado un buen número de reconocimientos por ser el mejor en su campo.

Más información (en inglés): Sitio qeb del resort (en inglés)
Video explicativo (en inglés)


4. Opishnia

Opishnia – Опішня es un pueblo en el distrito de Zinkiv de la provincia de Poltava.

Data del siglo XVII como poblado kozako, y albergó un regimiento kozako de Hadiach. Desde el siglo XVIII a sido muy conocido por sus artesanías, especialmente tejidos, ceramica y alfarería.
Las artesanias en cerámica, honradas en esta Estampilla Postal de Ucrania del año 2017, consisten en figurillas animales o vajillas con ornamentaciones tradicionales, y juguetes de arcilla.
Opishnia alberga varios museos, siendo los más destacados el Museo Nacional y Reserva de Alfarería Ucraniana, el Museo memorial de la familia Poshyvailo, y el Museo memorial de la familia Krychevsky, en un edificio diseñado por Vasyl H. Krychevsky.También se ubican los restos arqueológicos de un asentamiento fortificado de los siglos VIII y IX.
El topónimo “Opishnia” proviene de la palabra “Опока” – Opoka, que se refiere a algo en forma de caja, algo cúbico; pero en este caso se refiere a las partículas que contiene el suelo arcilloso y originan estas bellas artesanías. Dichas partículas se componen de un sílice amorfo con impurezas de substancias arcillosas y microscópicas partículas de organismos como esponjas de sílice y granos minerales como glauconita o cuarzo.

Otro posible origen, aunque en menor grado, del topónimo, es el verbo Опочити – Opochyty, que significa “Oponerse”, debido a que se encontró siempre en un cruce de caminos.
La cerámica de este pueblo se dio a conocer a partir de 1993, cuando la casa “Українське Народознавство” comenzó a publicar libros muy extensos sobre la historia de la “keramología” de esta zona, lo que originó el Instituto de Keramología, como ramal del Instituto de Etnografía de la Academia de Ciencias. Para 2010, dicho instituto tenía 4393 libros y otros documentos publicados en su haber. Olena Shcherban es una de las mayores autoras sobre material relacionado con el tema.


Ekr1 “Tarpan”

Esta Estampilla Postal de Ucrania del 2017, no parte del bolque dedicado a la provincia de Poltava, pero dedicada en solitario, fue emitida en honor al EKr1 “Tarpan”, oscilador interregional eléctrico, desarrollado entre 2011 y 2012 en la Planta de fabricación de vagones de Kryukivsky ubicada en Kremenchuk, provincia de Poltava.

El nombre viene de Електропоїзд Крюківський перший – Primer Tren eléctrico de Kryukivsky. Y el nombre “Tarpan” es el de el caballo salvaje de eurasia, extinto en 1909. Incluimos una ilustración de 1874.A principios del siglo XXI, el gobierno ucraniano comenzó a planificar el desarrollo de un tren de alta velocidad; esto se aceleró en preparación al campeonato europeo de Fútbol de 2012.

Aunque al mismo tiempo, por propia iniciativa, la planta de Kryukivsky ya había comenzado a desarrollar un vehículo que lograra velocidades de 200 a 220 km/h. Sin embargo, la planta no pudo completar el proyecto para el inicio del torneo, sino hasta el 31 de enero de 2013, que salió el primer tren, EKr1-001 “Tarpan”.
La operación del RSR serie EKr1 inició el 24 de junio de 2014 en la ruta de Darnitsa – Kyiv – Lviv y a partir del 1 de julio de 2014 la ruta Kyiv – Odesa – Kyiv. Se implementaron otras rutas, funalizando con la de Kyiv-Kryvy Rih el 12 de junio de 2015.

Su velocidad estructural es de entre 160 y 200 km/h.



Jmelnytsky

Esta Estampilla Postal de Ucrania del 2017 es la primera de cinco, de un grupo dedicado a la provincia de Jmelnytsky.

Enlace a más sobre la provincia de Jmelnytsky

1. La Iglesia de la Santa Protección

La Iglesia de la Santa Protección es un edificio sagrado, fortificado en tipo defensivo, construido en honor a la santa Intercesión. Se localiza en la aldea de Sutkivtsi en el distrito de Yarmolintsi en la mencionada provincia. Es un templo religioso, pero a la vez una fortaleza, un único modelo de construcción defensiva de Podilia. Actualmente funciona como museo. Como fortificación es única en su clase, siendo la más cercana en similitud la Donzhon en Etampi, Francia.

Fue construída como fortaleza e iglesia desde el principio, en un punto delicado a lo largo de la ruta conocida como Kuchman, muy utilizada por los tártaros en sus incursiones a Podilia; en 1476 se le realizaron modificaciones, en estilo gótico, para incrementar la resistencia, y durante el siglo XVI fueron pintados frescos en el primer piso en los muros, de los cuales incluso se conservan fragmentos hasta la fecha.
En 1894 y, luego, 1903, se le realizaron modificaciones de peso, pues perdió el estilongótico y barroco ucraniano que había adquirido a lo largo del tiempo, y tomó el estilo eclesiástico de moscovia. El templo fue clausurado durante la época soviética.

En 1990 se descubrió que, debido a un mal trabajo durante la remodelación moscovita de principios del siglo XIX, los muros estaban comenzando a deteriorarse desde adentro, por lo que en 2006 se inició el proyecto de restauración, a cargo de los arquitectos especialistas en la edad media, Evhenii y Olha Plamenitsi. En cuanto a forma de planta, la iglesia de la Intercesión es cruciforme, de 10 x 11 mt, con muros de entre 1.5 y 1.8 m de grosor, formados por rocas pequeñas rellenas con una argamasa caliza.En 1990, al determinar que era necesaria la restauración, se hallaron esqueletos dentro de los muros.


2. Atlantyda

Atlantýda – Атланти́да es una caverna kárstica en la provincia de Jmelnytsky, a quien está dedicada esta Estampilla Postal de Ucrania del año 2017, famosa por su geología inusual, raras formaciones y condición prístina. Se ubica a la orilla del río Zbruch en el distrito de Kamianets-Podilskyi, cerca a la aldea de Zavallya.

La caverna tiene 2525 m de longitud y 18 m de profundidad, con un área de 4440 m². Es parte del Parque Natural de Tovtry. Atlantýda es la única caverna con estructuras horizontales de tres niveles en Ucrania. Dicha estructura se basa en un sistema de amplias y altas galerías en el nivel inferior, formadas por poderosos afluentes de agua subterránea. Al mismo nivel, el estrato de yeso forma un laberinto de pasajes descendentes llamados “sótanos”, debido a que muchos no tienen salida.

El segundo nivel se extiende a 9 m por encima del primero y consiste en angostas cavidades de 1 – 1.5 m, mientras que el superior contiene pasajes de 5 m de altura, justo sobre la cama de yeso. También contiene grandes salones de hasta 12 m de altura en los cruces de galerías. El mayor de estos salones es el Dynamo, siguiéndolo el de los Conquistadores, y luego el de los “espeleólogos de Kyiv”. La morfología de la caverna no es muy susceptible a destrucción por erosión. Las estalactitas y estalagmitas de material calcáreo crean formas espectaculates en el cielo y muros de la cueva, y la gran variedad de formas miniaturas cristalinas forman agujas de hasta 1.5 m de largo, convirtiendo la caverna en un museo único de mineralogía, en cuyo interior habitan dos especies de murciélago.

La caverna fue descubierta en 1950 durante un proyecto de excavación de yeso en Zavallya, que no funcionó por la gran cantidad de agujeros que existían en la roca – las galerías de la caverna, y el negocio era infructuoso. Sin embargo, los agujeros que arruinaron el proyecto, atrajeron a espeleólogos de Kyiv, quienes llegaron a explorar bajo la dirección de Valery Rogozhnikov, y descubrieron la caverna de Atlantýda en 1969, y en 1975 fue nombrada monumento. Uno de los más grandes salones fue dedicado a ellos.


3. Subych

En esta Estampilla Postal de Ucrania del 2017, la tercera de cinco del bloque Jmelnytsky, habla de la aldea de Súbych – Субіч.

A pesar de ser una aldea ubicada en el distrito de Kamianets-Podilskyi de esta provincia, con 291 habitantes, es más notorio, y lo que se honra en la estampilla, es la parte del Parque «Подільські Товтри» – Podilski Tovtry, llamada como la aldea. El suelo de esta región (incluida también la cueva Atlantýda) está formado por microscópicas conchitas y caparazones de moluscos prehistóricos, que se acumularon, y luego al agua lavó parte; por ello las varias cavernas y las formas caprichosas en el paisaje. Algo que no se repite en Europa.

En él también está la Naddnistryanskyi kakaznyk, una reserva botánica cuyo nombre significa, literalmente, “Sobre el (río) Dniéster, que fue creada para conservar los paisajes de la cuenca, además de un gran bosque de abedules.

También se puede apreciar el Субічський печерний монастир, Monasterio de las cuevas de Subich, considerado “El hermano menor del monasterio de Bakot. Data de alrededor del siglo XVI, aunque algunos historiadores aseguran que su apariencia coincide más con el estilo de los siglos X al XIII. Es pequeño, no sólo en cantidad de celdas (al ser “pecherskyi” significa que consiste de celdas en cavernas), con unas pocas docenas, sino también angosto y bajo. Un empinado camino baja hacia el rio, para llegar a su entrada.


4. Kamianets-Podilskyi

La cuarta de cinco Estampillas Postales de Ucrania del 2017, dedicada a la provincia de Jmelnytsky, es sobre el El Castillo de Kamianets-Podilskyi (Кам’янець-Подільська фортеця), que se ubica en la región histórica de Podilia.

Está considerado una de las siete maravillas de Ucrania.

Kamianets-Podilskyi es también una ciudad con más de dos mil años de existencia. En 1352 fue anexionada a Polonia por el rey Casimiro II quien se encargó de reconstruir el castillo y agrandarlo, cosa que hicieron también sus descendientes para defender Polonia de los tártaros y las invasiones otomanas que que podían provenir de esa parte de Europa .

El impresionante castillo que hoy podemos ver conserva doce torres, tres secciones de murallas y varias terrazas , de 336 metros de largo y un puente sobre el río de 88 metros.

El nombre “Kamianets” proviene de “Kamin” – “Roca”, por la piedra caliza especial que se halla en este lugar, una isla ubicada en medio del rio Smotrych, con la cual se erigió la fortaleza. Y el segundo nombre, “Podilsky” proviene de “Podilia”, que a su vez viene de “Po” que en ucraniano significa “cerca de”, “a lo largo de” mas la palabra “dol” que significa “valle”.

Pinchar este enlace o cualquier foto para acceder al artículo completo


Provincia de Jmelnytsky

La última Estampilla Postal de Ucrania del año 2017 dedicada a la provincia de Jmelnytsky, aunque sin ser parte del bloque anterior, está dedicada…a la provincia en general.

En la fotografía aparece el edificio de administración de la provincia, y este monumento, que llama la atención: “Fé, Esperanza, Amor”, frente al mencionado edificio.


Fue inaugurado el 24 de septiembre de 2011, realizado por el escultor, artista popular de Ucrania, Mykola Mazur.

La composición incluye tres Berehynias (la diosa pagana del bien, la bondad). La tríada se posa sobre un gran círculo que, como en varios elementos tradicionales en Ucrania, simboliza la eternidad, la continuidad de generaciones, el infinito. En el mísmo círculo se posan algunas figuras de cigüeñas, el ave nacional, ramillas de kalyna, la flor nacional, un racimo de uvas que simboliza la fertilidad y unidad.

Las rushnyky, telas bordadas, usadas por las madres para bendecir a sus hijos. Detrás de la composición, un kobzar con su instrumento, la kobza, expresión de los pensamientos y esperanzas del pueblo ucraniano.



Minorías étnicas: los Romy

Esta serie se dedicó a minorías étnicas – los Rumanos: Romani o Tsihany en Ucrania – Los gitanos.

Los gitanos llegaron a Ucrania a principios del siglo XIV y han sido mencionados en el arte literario, plástico y musical de esta cultura. Desde los países vecinos de Moldavia y Walaquia, o por Polonia, encontrando suficiente trabajo en Ucrania central gracias a la demanda de herreros y armeros para Bohdan Jmelnytskyi, e incluso algunos se enrolaron en el ejército del Hetman Kozako en la Guerra Kozako-Polaca, por algunos de los nombres del listado: Валько Циган (Valko Tsyhan) , Федір Циганський (Fedir Tsyhanskiy) , Степан Циганчук (Stepan Tsyhanchuk), Дмитро Циганчик (Dmytro Tsyhanchyk).

Enlace a artículo más extenso


1. Herrero – коваль

Ковальство — Herrería, es el proceso de metales por medio de forja en caliente. En el territorio de Ucrania existe desde tiempos ancestrales. Con el desarrollo de procesos para trabajar metales durante los siglos XV y XVI, surgieron especializaciones en la manufacrura de agujas, relojes, joyas y otros productos metálicos, cuyo comercio se concentraba en ciudades.

En el proceso de forjado del hierro, el herrero calienta carbón ardiente por medio de la adición de oxigeno, lo que se realiza soplando con un fuelle; se pone guantes especiales y toma una pieza de hierro, calentándola en la fragua hasta que se torna roja, casi a punto de fusión; luego, sobre un bloque de hierro sólido, llamado yunque, golpea la pieza semifundida con un gran martillo, dándole, en varias sesiones, la forma deseada. Un ayudante, generalmente un adolescente, sostiene la pieza por medio de una herramienta especial, larga, como una tenaza. El metal es generalmente destemplado, o al contrario, templado, sumergiéndolo de golpe en agua.

Los herreros eran los encargados de la fabricación de armas, como hachas, sables, cuchillos y otras utilizadas por los guerreros kozakos para defender su pueblo, y tambien de herraduras para los caballos, o palas, tridentes, azadas y otras herramientas para la labranza. Los herreros ucranianos eran tan hábiles que eran capaces de fundir cobre o incluso metales preciosos, y podían incluso soldar. Los campesinos siempre tuvieron gran respeto por los herreros, equiparándolos incluso con magos y hechiceros, pues poseían el arte de transformar una cosa de metal en otra.

De esta forma, los herreros se convirtieron en defensores del destino del hombre, y la casa del herrero era un sitio de reunión, una especie de club. Varios dioses poseían la forma humana de herreros.

Más oficios artesanales en #Ucrania


2. Danzas gitanas

, que representan la cultura y tradiciones de los tsyhany ucranianos, que han vivido en este país por siglos.

A los tsyhany que habitan los cárpatos han incluso desarrollado su propio dialecto del rumano, asi como trajes y danzas tradicionales, que si limitan a sus propias aldeas.

Muchos grupos musicales ucranianos de estilo folk han incorporado bailes estilizados de Tsyhans’ky (“Gitanos”) en sus repertorios:


3. Воро́жка – Vorózhka

También llamada ворожби́тка – vorozhbýtka, ворожи́ли – vorozhýly, o en sustantivos masculinos, ворожби́т – vorozhbýt, ворожи́ль – vorozhýl, во́рож – vórozh, ворожби́тко – vorozhbýtko, o también віду́н – vidún.

Se refiere a las y los adivinos, personas que nos dicen nuestro futuro, o el pasado, basados en signos, objetos, o cartas de la baraja.

Durante bastante tiempo, las personas que se conocía se dedicaban a la adivinación, eran llamados también magos, adoradores, heraldos y, durante un tiempo, médicos y hechiceros.

En la novela “Pan y Sal”, de Myjaylo Stelmaj, dice:

“La poción se encontraba sobre la mesa, junto al man, cono si fuera de una adivina”.


4. Кібітка – Kibitka,

Un tipo de carreta gitana.
La palabra kibitka viene del turco “Kibit”, del árabe “kubbat”, que significa “cubrir”, “cubierta”, “tienda”.

Es el nombre del carruaje utilizado por los gitanos y otros pueblos nómadas. También se le ha llamado “halabud” o “pequeña choza de pobre”.



Artemy Vedel

Artemy Vedel – Артем Ведель, nacido en 1767, falleció en 1808.

Fue uno de los más destacados compositores de la Iglesia Ortodoxa Ucrankana del siglo XVIII. Junto con Maksym Berezovsky y Dmitro Bortniansky, Vedel es reconocido como uno de los “Tres compositores de oro” de dicho período.

Nació en Kyiv y luego estudió música en San Petersburgo y Moscú, bajo la tutela de Giuseppe Sarti.

La Biblioteca Nacional V.I. Vernadsky de Ucrania contiene el único manuscrito existente con una composición musical escrita por Vedel, “La Partitura de la Divina Liturgua de San Juan Chrysostom y otras composiciones”. Dicha obra comprende la liturgia de San Juan Chrysostom en varios trabajos corales. La tinta vaía en color, lo que sugiere que Vedel lo escribió en diferentes épocas de su vida.


La zorra y el gato – Cuento folclórico ucraniano

En cierto bosque vivía una vez una zorra, y cerca de ella vivía un hombre, quien tenía un gato que había sido bueno para atrapar ratones en su juventud, pero ahora estaba ya viejo y medio ciego. El hombre ya no quería más al gato pero, sin querer matarlo, lo llevó al bosque y lo perdió allí.Entonces vino la zorra y dijo, “¡Hola, Señor Gatuno Lanudo! ¡Cómo le va! ¿Qué lo trae por aquí?”––“¡Ay!” dijo el gatito, “mi amo me amaba mientras yo podía morder, pero ahora que ya no puedo morder más y he tenido que dejar el oficio de atrapar ratones, que por cierto era muy bueno para él, no quiso matarme, pero me dejó perdido en el bosque, en donde deberé perecer en la miseria.”––“¡No, querido gatito!” dijo la zorra; “déjamelo a mi, y te ayudaré a obtener tu pan diario”––“¡Eres muy buena, querida hermana zorrita!” dijo el gato, y la zorra le construyó un pequeño cobertizo con un jardín alrededor para pasear.

En cierto bosque vivió una vez una zorra

Ahora bien, un día vino la liebre a robar las coles del hombre. “¡Kriiiim-kriiiiim-kriiiim!” chillaba. Pero el gato sacó su cabeza fuera de la ventana, y cuando vio a la liebre, levantó su espinazo, erizó su cola y dijo, “¡Ft-t-t-t-t-Frrrrrrr!”La liebre se asustó, corrió huyendo de allí, directo a contarles al oso, al lobo y al jabalí lo que le había sucedido.“No importa,” dijo el oso, “Te diré algo. Los cuatro daremos un banquete, e invitaremos a la zorra y al gato, y los atenderemos bien
Ahora, ¡Mira! Yo robaré el aguamiel del hombre, y tú, Señor lobo, roba tú su olla con grasa, y tu, Señor jabalí, come las raíces de sus frutales, y tú, Señora liebre, ve a invitar a la zorra y al gato a cenar.”Alistaron todo, hasta que el oso dio la señal, y la liebre corrió a invitar a sus huéspedes. Llegó bajo la ventana y dijo, “Os invitamos, a su señoría la Zorrita Bonita, junto con don Gatuno Lanudo, a cenar”, y se fue de regreso.–“Pero debiste haberles dicho que trajeran con ellos sus cucharas”, dijo el oso.––“¡Oh, en dónde tengo la cabeza! ¡Se me olvidó por completo!” exclamó la liebre, y corrió hacia la residencia de la zorra y el gato, colocándose bajo la ventana y pregonando: “¡Tened en la mente de traer vustras cucharas!”––“Muy bien” dijo la zorra.FotoEntonces el gato y la zorra acudieron al banquete y, cuando el gato vio el salo, se acostó panza arriba, y movió felizmente su cola, y exclamó, “¡Miii-auu, Miii-auu!” con todas sus fuerzas.Pero todos ellos pensaron que estaba diciendo, “¡Ma-lo, ma-lo!”, que significa “¡Poco, poco!”––“¡Qué!” dijo el oso, que se ocultaba tras las hayas con las otras bestias, “¡Aquí hemos nosotros estado recolectando todo lo que hemos podido, y este gato cara de cerdo reclama que es muy poco! ¡Qué gato más monstruoso puede ser para tener tanto apetito!”Y entonces los cuatro salieron huyendo muy asustados, y el oso se encaramó a un árbol, y los otros se ocultaron donde pudieron. Pero cuando el gato vió los bigotes del jabalí saliendo de detrás de los arbustos, pensó que era un ratón, y de nuevo erizó su cola, arqueó su lomo, y gritó, “¡Ft! ¡ft! ¡ft! ¡Frrrrrrr!”.Entonces ellos se asustaron más que nunca. Y el jabalí se ocultó tras un arbusto mucho, pero mucho más lejos, y el lobo tras un roble, y el oso se bajó del árbol, sólo para subirse a uno mucho más alto, y la liebre corrió sin parar y con todas sus fuerzas.Y el gato quedó enmedio de todas las cosas buenas, y se devoró todo el tocino; y la pequeña zorra se comió toda la miel, y ambos comieron y comieron hasta que no pudieron comer más, y luego regresaron a casa, lamiendo gustosamente sus patas.

La Universidad Taras Shevchenko en Kyiv

La Київський національний університет імені Тараса Шевченка – Universidad Nacional de Kyiv en nombre de Taras Shevchenko es una institución de nivel educativo superior en la capital del país, y una de los más antiguos centros de conocimiento y cultura de Ucrania. Se conoce coloquialmente como KNU y es la tercera más antigua del país, después de la de Lviv y la de Járkiv.

Fue inaugurada en 1834. Había habido varias peticiones, desde 1765, de establecer una universidad en la Ucrania dominada por el Imperio ruso, pero habían sido rechazadas.

La Universidad heredó la biblioteca, colecciones y facultades del Lyceum de Kremianets, una alta escuela polaca que había sido clausurada tras la insurrección de 1830. La nueva universidad fue nombrada San Volodymyr y consistía inicialmente de una sola facultad, la de filosofía, subdividida en dos departamentos, historia y filología, y el otro de física y matemáticas. Al año siguiente fue añadida la facultad de leyes, con un programa de cuatro años.

El Imperio ruso, siempre manteniendo la cultura de Ucrania bajo control, sobre todo la parte educativa, no otorgó autonomía, y los catedráticos eran nombrados por el consejo, y aprobados por el Ministerio de Educación, el rector era nombrado por el Zar, y un auditor del Imperio mantenía estricta vigilancia.

El primer rector fue, sin embargo, un genio ucraniano, Myjailo Maksymovych, pero la mayoría de profesores eran polacos. De los 62 estudiantes originales, 34 eran católicos, varios polacos. Hasta la década de 1860, los polacos del lado derecho de Ucrania formaban la mayoría del cuerpo educativo, seguidos por ucranianos del lado izquierdo. La intención del Imperio al autorizar la Universidad había sido rusificar Ucrania, pero la realidad fue distinta, pues pronto se convirtió en centro de un despertar nacional y actividad revolucionaria. En 1838 se creó una sociedad estudiantil clandestina. Muchos profesores fueron expulsados y la institución fue clausurada durante seis meses. Fueron reclutada una nueva facultad traída de la Universidad de Dorpat y el cuerpo estudiantil, reducido, puesto bajo estricta vigilancia.

En 1841 se añadió la facultad de Medicina. A finales de 1845, el profesor de historia de la Rus en la Universidad de Kyiv, Mykola Kostomarov, fundó la Hermandad de Cirilo y Metodio, clandestina, en una época en la que el gobierno ruso estaba implementando nuevas restricciones a la universidad, dada la intranquilidad que imperaba en Europa central y occidental; ahora el zar tenía que aprobar a rector y decanos; todo era monitoreado de cerca por ellos, y era negado a todo extranjero el ocupar un puesto en la docencia; se restringió a 300 estudiantes que se pagaran sus propios estudios, como máximo, excepto en la facultad de medicina. Las tarifas estudiantiles fueron duplicadas, mientras los salarios a los docentes fueron recortados. La mayoría de profesores descuidaron sus puestos por tener que buscar un segundo trabajo, o quedaron puestos vacantes.

Kulishar ucraniano, libro de texto dentro de la biblioteca de la Universidad. Por P. Kulish, impreso en 1857. Este libro se convirtió en el primer recurso literario para que los ucranianos aprendieran la gramatica de su lengua madre. Al pinchar la imagen se accede a un sitio para descargarlo completo.

La situación comenzó a mejorar en la década de 1850 con el nuevo Zar, Alejandro II, quien asumió una política más liberal. Los estudiantes y las facultades se involucraban en más asuntos sociales. En 1859 un grupo de estudiantes, incluído Myjailo Drahomanov, organizaron escuelas dominicales para obreros y campesinos en las que el idioma ucraniano fue usado por primera vez como idioma de instrucción. Dos años después, un grupo de estudiantes con un punto de vista más populista, incluido Volodymyr Antonovych, se unieron al grupo y se formó la primera Hromada clandesitina de Kyiv.

La reforma universitaria de 1863 fue implementada para evitar la intranquilidad estudiantil que explotó en 1861. Las universidades obtuvieron más control de sus curricula, investigación y administración. Los rectores, decanos y profesores eran de nuevo electos por las juntas de profesores.

Durante las siguientes dos décadas la universidad se expandió lenta pero constantemente. Se establecieron nuevos puestos y la facultad se incrementó de 49 puestos en 1863 a 66 en 1884. El número de obras publicadas por los docentes se incrementó dramáticamente. Comenzó a aparecer el periódico mensual oficial, Universitetskie izvestiia, que estuvo en circulación desde 1861 hasta 1919. Aunque el gobierno siempre reprimía los movimientos ucrainófilos con potencial peligroso para el Imperio, por lo que en 1862 fueron abolidas las escuelas dominicales y el siguiente año la hromada estudiantil. La insurrección polaca de 1863 y 1864 llevó a la expulsión de muchos estudiantes de ese país, y hubo nuevas represiones en contra de ucranianos, como el despido de Drahomanov de su puesto como docente. La situación empeoró con el asesinato del zar Alejandro II, que llevó a la reducción de la autonomía de las universidades en 1884, de fondos estatales y aumento de tarifas estudiantiles. Fueron prohibidas las organizaciones y juntas estudiantiles. Esta nueva ley provocó manifestaciones en Kyiv, que llevaron a la clausura de la Universidad por otro medio año. En 1899 se realizó un paro general estudiantil en Kyiv. En 1900 fueron conscriptos en el ejército 183 estudiantes de esta universidad como castigo por su participación en dicha manifestación, aunque el número de estudiantes había aumentado de 2,313 en 1895 a 5,107 en 1910, y los puestos docentes de 118 a 166.

El estadio de la Universidad

Durante la revolución de 1905, los estudiantes exigieron que el lenguaje de instrucción fuera oficialmente el ucraniano, pero nada resultó. En 1907, Andrii Loboda y Volodymyr Peretts decidieron impartir su cátedra en ucraniano, pero se les prohibió. Esto continuó hasta septiembre de 1917, cuando fue permitido ligeramente, dando paso a cuatro nuevos escritorios: literatura, lengua ucraniana, historia e historia de las leyes de Rutenia occidental.

En 1919 las autoridades bolcheviques unieron un gran número de instituciones, escuelas secundarias para mujeres, y la nueva universidad ucraniana se fusionó con la antigua, llamándose Universidad Estatal de Kyiv. Para el siglo XX, dicha universidad se había tornado una de las 3 instituciones líderes dentro del Imperio Ruso, junto con la de Moscúy la de Leningrado. Tenía en ese entonces 50 instalaciones auxiliares, con 2 bibliotecas, un observatorio astronómico y meteorológico, un jardín botánico, varios laboratorios, nueve clínicas, etc. Su facultad incluia varios eruditos importantes, como los historiadores Mykola Kostomarov, Myjailo Drahomanov, Volodymyr Antonovych, Mytrofan Dovnar-Zapolsky, e Ivan Luchytsky; también el erudito italiano Mykola Dashkevych; el filólogo Volodymyr Peretts, y también grandes químicos, físicos, matemáticos, zoólogos, biólogos, patólogos y varios profesionales de alto nivel. También una buena cantidad de sociedades de erudición se encontraban afiliadas, como por ejemplo la Sociedad Histórica de Néstor el Cronista, establecida en 1873.

En 1920 el régimen soviético implementó una reestructuración radical en el sistema educativo en Ucrania, en el que las universidades fueron reemplazadas por institutos para educación popular, por lo que la Universidad de Kyiv fue reorganizada como “Instituto de Educación Popular” además del “Instituto de Ayuda a la Salud” (luego Instituto Médico de Kyiv). Estos institutos fueron ucranizados muy pronto. Además fue nombrada en honor a Myjailo Drahomanov, ya no a San Volodymyr.

En 1933 fue restaurada como universidad al fusionar el Instituto de Educación Profesional de Kyiv, y su nombre regresó a San Volodymyr, con el Instituto de Física-Química-Matemática de Kyiv. En ese tiempo la universidad llegó a consistir de seis facultades: física y matemáticas, química, biología, geología y geografía, historia, y literatura y lenguaje. Y en 1937 se abrieron dos nuevas facultades: leyes y lenguas y literatura occidental.

La Universidad fue nombrada en honor a Taras Shevchenko en 1939 y al año siguiente la facultad de física y matemáticas fue separada en dos, la de mecánica y matemáticas, y la de física. La cantidad de estudiantes aumentó drásticamente de 1650 en 1933 a 3700 en 1939.

Durante la segunda guerra mundial la Universidad fue evacuada hacia Kzyl-Orda en Kazajstán, en donde fue amalgamada con la Universidad de Járkiv, para formar la Universidad Estatal Ucraniana Unificada, que estuvo en labores desde 1941 hasta 1943. Cuando fue reabierta en Kyiv, tenia 13 facultades y 2560 estudiantes. Durante esta época se intentó enfatizar en la educación que llevara a un mayor desarrollo industrial.

El edificio amarillo – la Biblioteca de la Universidad

En la actualidad, la Universidad de Kyiv es una de las instituciones educativas de mayor prestigio en el país, con alrededor de 26,000 estudiantes, de los que se gradúan cada año dos mil.

Cuenta con 15 facultades: filosofía, economía, historia, leyes, mecánica y matemáticas, cibernética, física, radio-física junto con electrónicae informática, geología, geografía, química, psicología, sociología y preparación, asi como siete institutos: filología, periodismo, biología, estudios militares, altas tecnologías y relaciones internacionales. Se ha publicado en tres periódicos: Naukovi zapysky (1935–49) y Visnyk Kyïvs’koho universytetu (en siete series desde 1957) y el Kyïvs’kyi universytet.

Parte del equipo del laboratorio de la facultad de química

El edificio en el campus central de la Universidad fue construido entre 1837 y 1842 por Vincent Beretti. Además de otros, fue fuertemente dañado durante la segunda guerra, y restaurada luego. En 1954 se inició la construcción de un nuevo complejo de edificios, diseñado por Vadym Ladny, V. Kolomiiets, y V. Drizo.

La longitud de la fachada principal es de 145.68m. Los muros del edificio están pintados de rojo sangre, mientras los capiteles y bases de las columnas del pórtico, de negro, de acuerdo con los colores del listón de la Orden de San Volodymyr, fundada en 1782, cuando la Universidad llevaba el nombre de dicha orden. El lema de la orden es “Beneficio, honor y gloria” – “Utilitas, honor et gloria”, en latín que, por consiguiente, se convirtió en el de la Universidad. Algunos guias de turismo dicen que el Zar Nicolás I ordenó que el edificio fuera pintado de ese color en respuesta a las protestas estudiantiles durante la primera guerra mundial, para recordarles la sangre derramada por los soldados ucranianos. Dicha leyenda no puede basarse en un hecho histórico pues, en primer lugar, el edificio fue pintado de rojo antes de dicha guerra, en 1842 y en segundo, que dicho zar falleció mucho antes de la gran guerra, en 1855.

Edificio del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad
Edificio de la Facultad de Cibernética

Sitio web de la Universidad (en inglés)

Enlace al sitio con 94 programas para estudiar Online

Jardín Botánico O.V. Fomin en Kyiv

El jardín botánico O.V. Fomin es uno de los más antiguos de Ucrania, localizado en la ciudad de Kyiv. En1839 la Universidad Taras Shevchenko abrió este jardín Botánico de 22.5 hectáreas y 8,000 especies de plantas, incluidas 143 en peligro de extinción.

Es muy famoso por poseer plantas muy exóticas, como la mayor colección de suculentas de Europa Oriental. El invernadero fue construido con enormes y antiguos árboles de palma del norte de Eurasia.

En 1935 fue nombrado en honor a Oleksandr Vasiljevich Fomin, gran botánico ucraniano y director de este jardín por varios años.

Realmente fue el arquitecto V.I. Beretti quien propuso en 1834 el proyecto para establecimiento de este jardín Botánico. El terreno en torno a la Universidad no estaba siendo utilizado con ningún fin, por lo que fueron traídas 513 plantas desde el Lyceum de Kremenets, y sembradas en un jardín “temporal” de la ciudad. Sin embargo, por falta de fondos, se detuvieron los trabajos durante 5 años.

Fue hasta 1839 que el distrito escolar de Kyiv autorizó continuar con el establecimiento de este sitio educativo, y puso a cargo del proyecto al jefe del departamento de botánica de la Universidad, Ernst Trautvetter, quien quedó como director, y el 22 de mayo de 1839 fie inaugurado, aunque de forma provisional; hasta 1841 recibió estatus permanente, y hasta 1850 completadas las construcciones diseñadas.

Para 1852 ya había 25,416 árboles y 419 especies de arbustos, más 4000 especies de otras plantas.

En 1977 se construyó en climatrón-invernadero en el jardín, considerado, en su tiempo, uno de los mayores del mundo en ese entonces.


Se puede acceder al jardin botánico directamente desde la estacion del metro “Unyversitet”, línea roja.

Si se va en auto, se ubica al oeste de la Universidad Taras Shevchenko, sobre el boulevard homónimo o entrando por la calle Tolstoho

Enlace a Google Maps

La historia del Viento – Cuento folclórico ucraniano

Una vez hubo dos hermanos que vivían en una aldea, y uno de ellos era muy, pero muy rico, mientras el otro era extremadamente pobre. El rico tenía todo tipo de bienes en abundancia, mientras el pobre, lo único que tenía en abundancia eran hijos.

Un día, en tiempo de cosecha, el pobre dejó en casa a su esposa y fue a cosechar en su diminuta parcela de grano, pero el Viento vino y le tumbó todo el maíz, hasta el último grano. El pobre hombre entró en una profunda cólera, diciendo: “Ve pues qué pasó, iré a buscar al Viento y le contaré con qué sufrimuento y qué problemas tuve para cultivar y llevar a la madurez mi maíz y, entonces, ¡en verdad! A ver si viene y me lo tumba de nuevo “.

Entonces el hombre regresó a casa y se alistó para irse y, mientras eso hacía, su esposa le preguntó, “¿A dónde vas, esposo?” –

— “Voy a buscar al Viento”, dijo él, “¿qué tienes que decir sobre eso?”

– “Yo diría que no hagas tal cosa”, respondió su esposa, “Tu ya conoces el dicho de ‘Si vosotros queréis encontrar al Viento, debéis buscarlo en las abiertas estepas. Él puede ir en varias direccones y tú sólo en una” Piensa en eso, querido esposo, y desiste de ir”.

–“Debo ir”, respondió el hombre, “y si no lo hallo, nunca regresaré a casa “.
Entonces agarró camino, dejando a su esposa e hijos, y se fue directo al mundo para buscar al Viento en las amplias estepas.

Caminó lejos, y más lejos, hasta que se encontró frente a sí un gran bosque, y en el borde de dicho bosque descubrió una choza con patas de pollo. (Enlace a ‘Baba Yahá’). El hombre entró a esa casa y se llenó de asombro, pues en el piso yacía un enorme, muy grande anciano, tan gris como la leche. Yacía alli, estirado a toda su longitud, con un brazo o un pie en cada una de las esquinas de la casa, y su cabello en un extremo. No era otro que el mismo Viento. El hombre quedó atónito mirando al anciano, pues nunca en su vida había visto tal cosa.

– “¡Que Dios esté con Usted, querido Padre!”, exclamó.

-“¡Que con Usted esté, buen hombre!”, dijo el gigantesco anciano, mientras continuaba echado sobre el suelo de la casa. Entonces le preguntó de una forma muy amigable,

-“¿Por qué razón lo ha traido a Usted Dios por aquí, buen hombre?”

-“Ando por el ancho mundo en busca del Viento”, dijo el hombre. “Si lo logro hallar, regresaré; pero si no lo encuentro, continuaré hasta que lo haga”.

–“¿Y que quiere Usted con el Viento?”, preguntó el gigante que yacía sobre el piso. “¿O qué le ha hecho él a Usted, para que Usted lo ande buscando con tanto empeño?”.

–“¿Que de malo me ha hecho?” exclamó el viajero. “¡Escúcheme ahora, O anciano, y le contaré! Yo fui directo de mi casa al campo, para cosechar mi pequeña parcela de maíz; pero cuando comencé a trabajar, el viento vino y se llevó cada grano, en un pestañeo, de forma que no quedó ni uno sólo. Ahora entonces, Usted debe ver, anciano, por lo que debo agradecerle. Dígame, en el Nombre de Dios, ¿porqué deben suceder tales cosas? Mi pequeño campo de maiz lo era todo para mi, y con el sudor de mis cejas lo llevé a ese punto; pero el viento vino y se lo llevó, y no quedó ni un rastro de mi cosecha en todo el mundo. Entonces pensé para mi mismo ‘¿Porqué habrá hecho él esto?’ Y luego dije a mi esposa ‘Iré a buscar al Viento, y le diré que otra vez no vaya a visitar al pobre con una pequeña tierra de maíz, y que no se lo tumbe todo, pues de amarga forma se arrepentirá ‘”

–“¡Bien, hijo mío!” dijo el gigante tirado en el suelo. “Tendré más cuidado en el futuro; en el futuro no volaré el maíz de un pobre. Pero, buen hombre, no hay necesidad que Usted busque al viento en las amplias estepas, pues yo mismo soy el Viento”.

-“Entonces, si Usted es el viento”, dijo el hombre, “regréseme mi maiz”.

-“No,” dijo el gigante, “no se puede regresar a un muerto de la tumba. Pero, viendo tanto perjuicio que le he a Usted hecho, le daré ahora este saco, buen hombre, para que se lo lleve a casa con Usted. Y cuando quiera que Usted quiera una comida, diga ‘Saco, saco ¡dame de carne y de beber!’ e inmediatamente Usted será saciado tanto de comida como de bebida; emtonces ahora tiene Usted los medios para reconfortar a su esposa e hijos.”
Entonces el hombre se llenó de gratitud. “¡Yo le agradezco, Oh viento!” mencionó, “por su cortesía al darme ese saco que me proveerá de comida y bebida sin el problema de trabajar por ello”.

–“Para un chiflado perezoso, ’habrá doble bendición,” dijo el viento. “Vaya Usted a casa, pero mire, no entre a ninguna taberna de camino. Yo lo sabré si lo hace.”

–“No,” dijo el hombre, “no lo haré.” Y agarró camino, despidiéndose del Viento y regresando a casa.

No había ido muy lejos, cuando pasó frente a una taberna, y sintió un ardiente deseo de saber si el Viento le había dicho la verdad con respecto al saco.

– “¿Cómo puede un hombre pasar frente a una taberna y no entrar?” pensó él “Entraré, haré lo que me plazca. El Viento no lo sabrá, pues no me puede ver.”

Entonces entró a la taberna y colgó su saco de un perchero. El Judío encargado de la taberna, de inmediato le dijo:

– “¿Qué quiere Usted, buen hombre?”–

–“¿Y a Usted qué le importa, perro?” dijo el hombre

–“Vosotros sois todos iguales,” comentó con desprecio el judío, “tomáis lo que podéis y luego no pagais.”–

–“¿Piensa Usted que quiero comprarle algo?” refunfuñó el hombre; luego, volteándose enojado hacia el saco, dijo, “¡Saco, saco, dame carne y de beber!”
Inmediatamente se cubrió la mesa de toda clase de carnes y licores. Y todos los judíos en la taberna se amontonaron en torno a la maravilla, llenos de asombro, y realizaron todo tipo de preguntas.
“¿Porqué?¿Qué es esto, buen hombre?”, dijeron todos; “¡Nunca antes hemos visto nada como esto!”.

–“¡No hagáis preguntas, ye malditos judíos!” exclamó el hombre, “pero sentaos a comer, pues hay de sobra para todos.”
Entonces los judíos y las judías se sentaron a la mesa a comer y beber hasta que les salía por las orejas; y bebieron por la salud del hombre en grandes picheles, vinos de cada clase, y dijeron:

– “Beba, buen hombre, y no escatime, y cuando ya haya saciado su sed, quédese con nosotros esta noche. Alistaremos una cama para Usted. Nadie lo molestará. Venga, beba y coma todo lo que su alma desee.”

Entonces los judios lo halagaban con lengua del diablo, y casi le ponían las jarras repletas de vino en los labios.

El simple tipo no percibió la malicia y astucia, y se emborrachó tanto que no podía moverse ya de ese lugar, ni tomó la habitación que le ofrecían, sino que quedó ahi mismo. Entonces los judíos cambiaron su saco por otro igual, que colgaron del perchero, y luego despertaron al hombre.

“¡Oiga, amigo!” exclamaron ellos; “levántese, es hora de ir a casa.¿Que no ve la luz del día?”

El hombre se levantó y rascó la parte de atrás de su cabeza, pues no se sentía dispuesto a partir. ¿Pero qué mas podía hacer? Entonces se colocó el saco al hombro; el saco que colgaba del perchero, y partió de regreso a su casa.
Cuando arribó a casa, exclamó: “¡Abre la puerta, mujer!” Entonces su esposa abrió la puerta, y él entró y directo fue a cogar su saco en el perchero, y dijo:

“Siéntate a la mesa, querida esposa, y vosotros niños sentaos también. Ahora, ¡Gracias a Dios! Tendremos suficiente para comer y para beber, y para guardar.”

La mujer volteó a ver a su esposo, y sonrió. Pensaba que él estaba loco, pero se sentó, y los niños ardededor de ella, y esperó a ver qué hacía su esposo a continuación. Entonces el hombre dijo, “Saco, saco, ¡danos carne y de beber!”, pero el saco guardó silencio. Entonces dijo de nuevo, “Saco, saco, ¡Dale a mis niños algo de comer!”, y el saco aún quedó en silencio. Entonces el hombre entro en una violenta cólera. “Tu me diste algo en la taberna”, exclamó, “y ahora te llamo en vano. No me das nada, y no me escuchas”, y, levantándose de su asiento, tomó un mazo y comenzó a dar de golpes al saco hasta que le abrió un agujero a la pared detrás. Luego se preparó para ir a buscar de nuevo al viento. Pero su esposa permaneció en casa y arregló todo el desastre, tratando a su esposo como a un hombre que perdió la cabeza.

El hombre fue con el Viento, y le dijo, “Hola a Usted, ¡Oh, Viento!”.

-“Saludos a Usted, ¡Oh hombre!”, respondió el viento. Luego preguntó,

– “¿Por qué razón ha Usted venido por acá, Oh Hombre? ¿No le dí a Usted un saco? ¿Qué mas quiere Usted?”–

–“¡Bonito saco, por cierto!” respondió el hombre; “ese su saco ha sido la causa de muchos enojos míos y de los míos”.

– “¿Qué problemas le ha causado a Usted?”.

–“Porqué, escucha, anciano padre, le diré lo que ha hecho. No me ha dado nada de comer y de beber, de forma que lo comencé a golpear e incluso la pared abrí un agujero.¿Ahora qué haré para reparar mi loca casa? Deme Usted algo, anciano padre”.

–Pero el viento respondió, “No, hombre, lo debes hacer sin mi ayuda. Los tontos ni se pueden sembrar ni se pueden cosechar, sino que se buscan sus propias desgracias – ¿no has ido a la taberna?”.

–“No he ido”, respondió el hombre.

–“¿Que no has ido? ¿Porqué mientes?”–

–“Bien, ¿Y qué si mentí?”, dijo el hombre; “si sufres daño por tu propia culpa, muérdete la lengua, eso es lo que digo. Pero sigue siendo culpa de tu saco que me ha convencido el demonio. Si sólo me hubiese dado de comer y de beber, no hubiese venido a Usted.”

A este punto el viento se rascó un poco la cabeza, pero luego dijo, “¡Bien entonces, hombre! Tengo un pequeño carnero para Usted, y cuando quiera que Usted le diga ‘¡Carnerito, carnerito, saca dinerito!’ y sacará tanto dinero como Usted quiera. Solo tenga esto en la mente: no entre a ninguna taberna, o yo lo sabré; pues si Usted lo hace, y viene a mi por tercera vez, le daré motivos para recordarme por siempre.”

–“Bien,” dijo el hombre, “no entraré”.

–Entonces se llevó el carnerito, agradeció al Viento, y tomó camino a casa.

Entonces el hombre iba por el camino, halando al carnerito con una cuerda, y llegaron a una taberna, la misma en la que había estado antes, y de nuevo un fuerte deseo lo obligó a pasar. Pero quedó parado frente a la puerta, pensando en si debía o no debía entrar, y también que quería averiguar la verdad acerca del pequeño carnero. “Bien, bien”, dijo finalmente, “Entraré, solo que esta vez no me emborracharé.” “Beberé solo una copa y luego iré a casa”.

Entonces entró en la taberna, arrastrando al carnerito tras él, pues temía dejarlo ir.

Ahora, cuando los judíos que estaban dentro vieron al carnerito, comenzaron a pegar chillidos, y dijeron: “¡En qué piensas, Hombre! ¿Porqué traes a ese pequeño carnero dentro de esta habitacion?, ¿No hay establos allá afuera donde lo puedas dejar?” –

–“¡Sosteneos las lenguas, desgraciados infelices!” replicó el hombre; “¿Que va a pasar con vosotros? No es un tipo de carnero con el que vosotros. No es el tipo de carnero con el que los tipos comunes están acostumbrados a tratar. Y si no me creéis, colocad una tela en el piso y veráis algo, os lo garantizo”.

–Entonces dijo, “Carnerito, carnerito, ¡Saca dinerito!” Y el carnerito comenzó a sacar tanto dinero, que parecía crecer, y los judíos chillaban como demonios.

–“¡Hombre, hombre!” dijeron, “ un carnero como este no habíamos visto jamás. ¡Véndenoslo! Te daremos una gran cantidad de dinero por él.”

–“Podréis conservar vuestro dinero, malditos”, exclamó el hombre, “pero no pretendo vender mi carnero”.

Entonces los judíos recogieron su dinero, pero colocaron frente a él una mesa repleta con todos los platos que el corazón de un hombre pueda desear, y le rogaron que tomara asiento y se relajara, y dijeron en lengua judía, “Aunque te pongas un poco alegre, no te emborraches, pues sabes cómo la bebida juega con la razón del hombre.”–

–El hombre se maravilló por la corrección de los judíos en advertirle contra la bebida y, olvidando todo lo demás, se sentó a la mesa y comenzó a beber tarro tras tarro de aguamiel, y hablar con los judíos, sin perder de vista a su carnerito. Pero los judíos lo emborracharon, y lo llevaron a la cama, e intercambiaron al carnero; el suyo se lo llevaron, y pusieron en su lugar uno exactamente igual.

Cuando el hombre se despertó de su borrachera, se arregló y se fue, llevando el carnero consigo, luego de despedirse de los judíos. Cuando llegó a su casa, halló a su esposa en la puerta y, al momento de verlo aproximarse, entró ella a la casa y gritó a sus hijos, “¡Venid, niños, apuraos!, pues papá esta llegando, y trae un carnerito con él; ¡levantaos, y venid pronto!. Un mal año de estarlo esperando ha sido difícil para mi, pero finalmente ha llegado”.

El esposo llegó a la puerta y dijo, “¡Abre la puerta, pequeña esposa, he dicho!”.

La esposa respondió, “No eres un hombre noble, por lo que abre la puerta tu mismo. ¿Porqué te emborrachas tanto que no puedes ni abrir tu puerta? Es un mal tiempo el que paso contigo. Aqui me quedo esperando con todos estos niños, y tú sólo te vas a beber.”

Entonces la esposa abrió la puerta, y el esposo entró a la casa y dijo, “¡Buena salud para ti, querida esposa!”,
Pero la esposa contestó, “¿Porqué traes ese carnero adentro de la casa, no puede estar fuera de los muros?”,

–“¡Mujer, mujer!” dijo el hombre, “habla pero no grites. Ahora tendremos toda clase de cosas buenas, y los niños también gozarán de ello.”

-“¡Qué!”, dijo la mujer, “¿Qué de bueno podemos obtener del miserable carnero? ¿En donde hallaremos dinero para comprarle comida? ¿Porqué si no tenemos nada para nosotros, nos traes además un carnero? ¡Tonto y sin sentido! He dicho”.

–“Silencio, mujer”, respondió; “este carnero no es como los otros carneros, te he dicho.”

–“¿De qué clase es entonces?, preguntó la esposa.

–“No estés haciendo preguntas. Mejor coloca una tela en el suelo y mantén tus ojos bien abiertos.”

–“¿Para qué poner una tela en el suelo?” Preguntó la señora

–“¿Porqué?” chilló el hombre, rabioso; “has lo que te digo y sostente la lengua.”

Pero la esposa dijo, “¡Ey, ey!, ya he tenido suficiente de esto. No haces nada, sino venir a casa a hablar tonterías, y traes sacos y carneros contigo, y derribarás nuestra chocita!”

A este punto, el esposo no pudo controlar su furia, y entonces le chilló al carnero, “Carnerito carnerito, ¡saca dinerito!”, pero el carnero sólo se quedó alli, viéndolo. Entonces gritó de nuevo, “¡Carnerito, carnerito, saca dinerito!”, pero tres veces, el carnero no hizo nada.
Entonces, en una terrible rabia, el hombre tomó un medazo de madera y atesto un fuerte golpe en la cabeza del carnero, y el pobre carnero solamente emitió un lastimero “¡baaa!”, y cayó muerto a tierra.

El hombre estaba muy ofendido, diciendo, “Iré con el Viento nuevamente, y le diré que me ha querido ver cara de tonto”. Entonces tomó su sombrero y partió, dejando todo tras de si. Y la pobre esposa quedó arreglando todo, y se quejó por su esposo.

De esta manera, el hombre llegó a donde el Viento por tercera vez, y dijo, “¿Me puede Usted decir si en realidad es el viento o no?”

–“¿Qué sucede con Usted?” preguntó el viento.–

–“Le diré a Usted qué es lo que me sucede”, dijo enojado el hombre, “¿Porqué se continúa Usted riendo y burlando de mi y haciéndome ver como tonto?”.

–“¡Me río de Usted! ” reaccionó el anciano padre estrepitosamente, quien yacía en el piso de la jata, volteando la cabeza para escuchar con el otro oído, “¿Porqué no se atiene Usted a las órdenes que le doy? ¿Porqué no me escucha Usted cuando le digo que no vaya a la taberna, eh?”–

–“¿A qué taberna se refiere Usted?” preguntó orgulloso el hombre; “Sobre el saco y el carnero que Usted me ha dado, sólo fueron una decepción; ¡deme algo más!”.

–“¿Qué sentido tiene que le dé algo a Usted?” dijo el Viento; “Usted lo lleva todo a la taberna. ¡Salid del tambor, mis doce secuaces” exclamó el Viento, “y solamente dad a este borracho una buena lección que mantenga seca su garganta y aprenda a escuchar a sus mayores!”

–Inmediatamente doce secuaces salieron del tambor, y comenzaron a dar al hombre una buena paliza. Entonces el hombre vio que no estaban bromeando, y rogó por misericordia. “Querido anciano padre,” lloró, “tenga Usted misericordia, y permítame irme vivo de aquí. No vendré a Usted de nuevo, sino que esperaré al Día del Juicio Final, y haré todo a Su requerimiento “.

–“¡Regresad al tambor, mis secuaces!”, ordenó el viento.

–“¡Y ahora, Oh hombre! ” dijo el hombre, “Usted deberá tener este tambor con mis doce secuaces, y deberá ir con los malditos judíos, y si ellos no le devuelven su saco y su carnero, Usted sabrá qué decir.”

El hombre agradeció al Viento por este buen consejo, y siguió su camino. Llegó al albergue, y cuando los judíos vieron que no llevaba nada especial con él, le dijeron, “¡Escuche, Hombre! No entre aquí, pues ya no tenemos licor.”–

–“¿Porqué iba yo a querer vuestro licor?” dijo furioso el hombre.–

–“¿Entonces por qué más puede estar viniendo Usted aqui?”–

–“He regresado por lo mio.”–

–“Lo suyo,” dijeron los judios; “¿a qué se refiere?”–

–“¿Que a qué me refiero?” rugió el hombre; “¿por qué?, ¡pues por mi saco y mi carnero, que me debéis devolver ahora mismo! ”–

–“¿Qué carnero? ¿Qué saco?” dijeron los judíos; “Eso Usted mismo se lo ha llevado.”–

–“Si, pero vosotros me lo habéis cambiado,” dijo el hombre.–

–“¿A qué se refiere usted con ‘cambiado’?” lloraron los judíos; “iremos ahora frente al magistrado, y Usted sabrá de esto.”–

–“Tendréis un mal momento si váis frente al magistrado”, dijo el hombre, “pero a toda costa, dadme mi propiedad.” Y se sentó en una banca.

Entonces los judíos lo tomaron por los hombros, para castigarlo, y le gritaron, “¡Fuera de aquí, granuja! ¿Alguien sabe de dónde viene este hombre? No duda que es un malvado.”

El hombre no pudo soportar esto, de forma que gritó, “¡Fuera del tambor, mis doce secuaces, y dadle a los malditos judíos tal paliza, que lo piensen dos veces la próxima vez que quieran tomar lo del hombre honrado!”, e inmediatamente salieron los doce secuaces del tambor y comenzaron a aporrear a los judíos.

–“¡Oh, oh!” suplicaron los judíos; “oh, querido, amor nuestro, le daremos lo que nos pide, ¡sólo que paren de golpearnos! Déjenos vivir un poco más en este mundo, y le devolveremos todo.”–

–“¡Bien!” dijo el hombre, “y la próxima vez pensadlo mejor antes de engañar a la gente.” Luego gritó, “¡Al tambor, mis secuaces!” y los secuaces desaparecieron, dejando a los judíos más muertos que vivos.

Entonces devolvieron al hombre su saco y su carnero, y él regresó a casa, y pasó largo, largo tiempo antes que los judíos olvidaran la paliza de los secuaces.

El hombre entonces regresó a casa, y la esposa y los niños lo vieron desde lejos. “¡Papá regresa a casa ahora con un saco y un carnero!”, dijo la esposa, “¿qué deberemos hacer? Nos ira mal y no nos quedará nada. ¡Dios nos proteja, pobres diablos! Id a esconder todo, niños.” Entonces los niños se apuraron, pero el esposo llegó a la puerta, y dijo, “¡Abrid la puerta!”.

–“Abre la puerta tú mismo,” replicó la esposa.–

–De nuevo la obligó el esposo a abrir la puerta, pero ella no le prestó la mínima atención. El hombre estaba asombrado.

Esta broma estaba yendo demasiado lejos, de forma que el hombre le gritó a sus secuaces, “¡Secuaces, secuaces! ¡Fuera del tambor y enseñad a mi esposa a respetar a su esposo!” Entonces los secuaces saltaron del tambor, tomaron a la mujer por el mocho, y comenzaron a darle una buena paliza.

“¡Oh, mi querido, mi amado esposo!” gritó la esposa espantada, “nunca hasta el final de mis días seré de nuevo abusiva contigo. Haré lo que sea que me pidas, sólo deja de pegarme.”–

–“¿Entonces ya te llegó el mensaje?” dijo el hombre.–

–“¡Oh, si, si, buen esposo!” gritó ella.

Entonces el hombre dijo: “¡Secuaces, secuaces! ¡Id al tambor!”, y los secuaces entraron de nuevo en el tambor, dejando a la esposa más muerta que viva.

Luego, el esposo le dijo, “Mujer, tiende una tela sobre el piso.” La esposa voló como una mosca, apurándose a extender una tela sobre el piso, sin decir una palabra.

Entonces, el hombre ordenó, “¡Carnerito, carnerito, repartenos dinerito!” Y el carnerito comenzó a soltar dinero, hasta que había pilas de pilas de él.
“Recogedlo, mis hijos”, dijo el hombre, “y tú, mujer, ¡toma lo que quieras!”–Y ellos no dejaron que se los dijera dos veces.

Entonces el hombre colgó su saco de un perchero, y dijo, “¡Saco, saco, carne y bebida! ” Luego lo tomó y lo sacudió, e inmediatamente la mesa se llenó de todo tipo de vituallas y bebidas.

“Sentaos, hijos míos; y tú también, querida esposa, y todos comed hasta saciaros. Gracias a Dios, ahora no nos faltará la comida, y no deberemos trabajar por ella tampoco.”

El hombre y su esposa fueron muy felices juntos, y nunca se cansaron de agradecer al Viento.

No llevaban mucho tiempo de tener el saco y el carnero cuando ya se habían vuelto millonarios, y entonces el esposo le dijo a su mujer, “¡Te digo algo, mujer.”

–“¿Qué?” dijo ella.–

–“Invitemos a mi hermano a que venga a vernos.”–

–“Muy bien,” respondió; “invítalo, pero, ¿Crees que en verdad vendrá?”–

–“¿Porqué no debería?” preguntó su esposo. “Ahora, gracias a Dios, tenemos todo lo que queremos. No hubiera venido cuando éramos pobres y él era muy rico, pues en ese entonces se hubiese avergonzado de decir que es mi hermano, pero ahora incluso él no tiene tanto como nosotros.” Entonces se alistaron, y el hombre fue a invitar a su hermano.

El hombre pobre fue donde su hermano y dijo, “Hola a ti, hermano, ¡Que Dios sea contigo!”.

–El hermano rico estaba trillando trigo y, alzando su cabeza, se sorprendió al ver allí a su hermano, y le dijo con arrogancia, “Gracias a ti. ¡Hola a ti también!. Siéntate, hermano mío, y dinos por qué has venido con nosotros.”

–“Gracias, hermano mío. No quiero sentarme. He venido a invitaros, a ti y a tu esposa”.

–“¿Porqué?” preguntó el hermano rico.–

–El pobre dijo, “Mi esposa te ruega, y yo también te ruego, que vengáis y cenéis con nosotros por tu cortesía.”

–“¡Bien!” respondió el hermano rico, sonriendo en secreto. “Iré sin importar qué tipo de cena sea esa.”

Entonces el hermano rico fue junto a su esposa a comer donde el pobre, y ya desde muy lejos pudieron notar que el pobre ya se había vuelto rico. Y el pobre se alegró grandemente al ver a su hermano rico en su casa. Y tenía suelta la lengua, y comenzó a enseñarle todo lo que fuera que poseyera. El rico estaba asombrado que le fuera tan bien a su hermano, y le preguntó cómo se las había arreglado para realizarlo. Pero el pobre respondió, “No me preguntes, hermano, aún tengo mucho que mostrarte.”

Entonces lo llevó a sus bodegas de monedas de cobre, y le dijo, “¡Esa es mi avena, hermano!” Luego lo llevó y le mostró sus bodegas de monedas de plata, y dijo, “¡Esa es la variedad de cebada que me gusta trillar!” Y, por último, lo llevó a su bodega de monedas de oro, y le dijo, “Allí, hermano, tengo el mejor trigo que haya sembrado.”–

–Entonces el hermano rico sacudió su cabeza, no una vez, ni dos veces, y se maravilló enormemente al ver cosas tan buenas, y dijo, “¿Cómo fue que conseguiste tantas cosas tan buenas, mi hermano?”.

–“¡Oh! Tengo mucho más que eso para mostrarte aún. Sólo se tan bueno de sentarte en esa silla, y te mostraré y te contaré todo.”

Entonces todos se sentaron, y el pobre colgó su saco en el perchero. “¡Saco, saco, carne y bebida!”, gritó, e inmediatamente la mesa se cubrió con toda clase de platos. Entonces todos comieron y comieron, hasta que se llenaron hasta las orejas. Cuando habían comido y bebido hasta saciarse, el pobre hizo que el hijo trajera al pequeño carnero dentro de la jata.”

El joven trajo al carnero, y el hermano rico se preguntó qué iban a ser con él. Entonces el pobre dijo, “¡Carnerito, carnerito, danos dinerito!”, y el carnero comenzó a soltar dinero, hasta que había pilas de pilas de él sobre el suelo.
“¡Recógedlo!”, dijo el pobre al rico y a su esposa. Entonces ellos lo recogieron y el hermano rico y su esposa se maravillaron, y el rico le dijo, “Tienes una buena cantidad de cosas buenas, hermano. Si sólo tuviera algo así, no tendría carencia de nada;” entonces, tras pensarlo un buen rato, dijo, “Véndemelo, hermano mío.”

–“No,” dijo el pobre, “No te lo venderé.”–

–Tras un momento, sin embargo, el rico dijo de nuevo, “¡Ven hombre! Te daré por él seis yuntas de bueyes, un arado y una desgranadora, y un pieltre para heno, y además montones de maíz para sembrar, para que tengas mucho, pero dame el carnero y el saco.” Entonces, finalmente, se cerró el negocio. El rico se llevó el saco y el carnero, y el pobre quedó con las yuntas y todo lo demás.

Entonces el hermano pobre fue a arar durante todo el día, pero nunca abrevó a sus bueyes ni les dio nada de comer. Y al día siguiente el pobre de nuevo salió con sus bueyes, pero los encontró yaciendo sobre el suelo. Comenzó a halarlos, darles tirones, pero no se levantaron.

Entonces comenzó a golpearlos con una vara, pero ellos no emitieron ningún sonido. El hombre estaba sorprendido de ello, y corrio a su hermano, sin olvidar llevar el tambor con los secuaces.
Cuando el pobre llegó con el hermano rico, sin perder el tiempo en tocar la puerta, y dijo, “¡Hola, mi hermano!”–

–“¡Buen día para tí también!” respondió el hermano rico, “¿Porqué has venido por aquí? ¿Se ha roto tu arado, o tus bueyes han fallado? Probablemente les has dado de beber agua mala y su sangre está estancada y su carne inflamada?”–

–“¡La morriña se los llevó, si sabes a lo que me refiero!”, lloró el pobre. “Y todo lo que sé es que les di palo hasta que me dolieron los brazos, y no se movieron ni emitieron un gruñido; hasta que estuve tan enojado que los escupí, y vine a decirte. ¡Dame mi saco y mi carnero, digo, y llévate tus bueyes, pues a mi no me escuchan! ”–

–“¡Qué! ¡Devolverlos!” rugió el hermano rico. “¿Piensas que hice el intercambio por un solo día? No, yo te los di de una vez por todas, y ahora quieres deshacer todo como una cabra en una feria. No tengo dudas que ni les diste de beber ni de comer, y por eso es que no se levantan.”–

–“Yo no sé,” dijo el pobre, “¿los bueyes en verdad necesitaban comida y agua?.”–

–“¡No sabías!” chilló el rico, con tal furia que tomó al pobre por una mano y lo echó a la fuerza de su jata. “Vete,” dijo él, “y nunca más vuelvas aquí, ¡o te colgaré en la horca!”.–

–“¡Ah! ¡Qué grandes caballeros somos!” dijo el pobre; “Sólo dame lo mío y me iré.”–

–“Mejor nunca hubieras venido,” dijo el rico; “¡Ven, mueve tus patas, y vete! ¡Vete, o te golpearé!”–

–“No digas eso,” dijo el pobre, “pero devuélveme mi saco y mi carnero, y entonces me iré.”–

–A este momento el hermano rico había perdido toda calma y gritó a su esposa e hijos, “¿Porqué os quedáis parados alli viendo sin hacer nada? ¿No podéis venir a ayudarme a echar a este patán de la casa?”

Esto, sin embargo, se pasó de toda broma, de forma que el hermano pobre llamó a sus secuaces, “¡Secuaces, secuaces! ¡Fuera del tambor y dadle a este hermano mío y a su esposa tal paliza, que pensarán dos veces antes de echar a su hermano de su jata! ”

Entonces salieron los secuaces del tambor, y agarraron al hermano rico y a su esposa, y les dieron tal golpiza, hasta que el hermano rico gritó con todas sus fuerzas, “¡Oh, oh! ¡Mi hermano de verdad, toma lo que quieras, sólo déjame vivir!”, tras lo que el hermano pobre gritó a sus secuaces, “¡Secuaces, secuaces!, ¡Regresad al tambor!”, y los secuaces desaparecieron.

Entonces el pobre se llevó a su carnero y su saco, y regresó a casa con ellos. Y ellos vivieron felices paea siempre, con su esposa e hijos, y se volvieron más y más ricos. Nunca sembraron ni centeno ni trigo, y aún así tuvieron montones y montones que comer. Y yo estuve allí, y bebí aguamiel y cerveza, y lo que mi boca no podía tragar, resbalaba por mi barba.